Precaución, amigo Google

En un post anterior, hablamos de los coches que se conducen solos, es decir, sin que el conductor esté manejando los pedales, el volante y la palanca de cambios. Uno de los vehículos más famosos de esa categoría, es el de Google. Se trata de un vehículo que gracias a los sensores, sistemas de navegación y a la electrónica que posee es capaz de sortear obstáculos y llegar al punto indicado.

En esta ocasión, Google ha aprovechado para probar su vehículo en un circuito cerrado y probar que su vehículo, además de sortear obstáculos, también es capaz de ir rápido. He aquí el resultado visto desde el exterior y el interior del coche:
El ingenio, lógicamente, está programado para ir rápido. En condiciones normales, el coche iría a velocidad mucho más suave y torpe.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s