El motor más simple que se pueda imaginar

Pues eso, lo que dice el título:

Se llama motor homopolar. Se puede conseguir con un poco de cable, una pila y un imán de neodimio. Éste último elemento es el más difícil de conseguir. El neodimio genera un campo magnético más fuerte que el resto de los imanes.

El principio de funcionamiento de este “juguetito”, ya que no tiene aplicaciones industriales, es la ley de Lorenz.

Esta ley afirma que una carga eléctrica atravesando un campo magnético, genera una fuerza. Es decir, cuando conectamos el cable a los dos extremos de la pila (aunque haya un iman de por medio) permite la circulación de corriente. Esta circulación de corriente atraviesa el campo magnético creado por el imán, y en consecuencia, se genera una fuerza que mueve el cable. Muy fácil de hacer! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s